Bacalao al horno

Recetas de bacalao al horno

Bacalao con patatas

El bacalao es el pescado que más me gusta comer y cocinar. Tiene una carne blanca y firme, pocas grasas y mucha vitamina A y D y ácidos grasos omega-3. Los pescados de sabor suave son mucho más ligeros lo que los convierte en un candidato ideal para una gran variedad de formas de cocinado.

Las patatas son la guarnición perfecta para cualquier pescado o carne, y en este plato no podían ser menos. Aunque no van a estar fritas, sino asadas al horno.

Bacalao con patatas

Este plato está listo en menos de 30 minutos, y se puede hacer perfectamente para cenar rápida y saludablemente, sin apenas grasas.

INGREDIENTES

  • 750 gr de patatas (aproximadamente 3) cortadas en gajos
  • 5 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • 1 cucharadita de sal fina
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra molida
  • 15 ramitas de tomillo fresco + 2 cucharaditas de tomillo seco
  • 750 gr de filetes de bacalao sin espinas de alrededor de 2-3 cm de grosor

CÓMO HACER ESTA RECETA

Calentamos el horno a 220 ºC con calor por arriba y por abajo.

Sin pelar las patatas las cortamos por la mitad y a su vez en otra mitad (sin son muy pequeñas se pueden dejar en dos mitades).

En una fuente para horno (o en la bandeja del horno forrada con papel de aluminio), mezclamos las patatas picadas con 3 cucharadas de aceite, 1/2 cucharadita de sal y 1/4 de cucharadita de pimienta negra.

Esparcimos las ramitas de tomillo o 1 y 1/2 cucharaditas de tomillo seco en la parte superior e introducimos las patatas en el horno durante 10 minutos. Removemos las patatas para cambiarlas de posición y las dejamos hornear 10 minutos más. En total tienen que estar unos 20 minutos para que se asen bien (dependiendo del tamaño de los gajos).

Mientras tanto, untamos el pescado con las restantes cucharadas de aceite y espolvoreamos el resto de la sal, 1/4 de cucharadita de pimienta negra y 1/2 cucharadita de tomillo seco o 1 y 1/2 cucharaditas del tomillo fresco picado sobre el pescado.

Sacamos la fuente del horno y hacemos un hueco en el centro para poner el pescado. Las patatas las empujamos hacia los lados. Dejamos que se asen juntos durante 10 minutos hasta que el pescado esté blanco y las patatas tiernas.

Sacamos la fuente del horno y servimos el pescado con las patatas de guarnición.

NOTAS

Variaciones: Se pueden utilizar otros filetes de pescado blanco como el halibut, el abadejo o la merluza en lugar del bacalao.

Estos sabores terrosos requieren un vino blanco vibrante que proporcione contraste.