Bacalao al horno

Recetas de bacalao al horno

Bacalao fresco al horno

¿Buscando una receta de bacalao al horno? Esta receta de bacalao fresco con un aderezo de mantequilla, zumo de limón, ajo, pimentón y alcaparras es perfecta para cualquier ocasión. Además lleva muy poco tiempo su elaboración, y no tiene más que un puñado de ingredientes fáciles de tener en casa.

Su procedimiento es muy sencillo, se baña en esa salsa y se dora al horno hasta que el pescado esté tierno, suculento y sabroso.

Bacalao fresco al horno

El bacalao tiene la ventaja de que tiene una carne de sabor relativamente suave, lo que significa que es muy fácil hacer combinaciones ganadoras con muchos ingredientes. Simplemente con un chorrito de limón, ajo, aceite de oliva y mantequilla es suficiente para crear un plato divino.

Es perfecto para una cena ligera ya que no está frito, en la que incluimos mucha proteína de calidad es sabroso, ligero y fácil, y lo más difícil de todo, agradará al paladar de todo amante de los pescados.

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocción: 15 minutos

Tiempo total: 25 minutos

Ingredientes para 4 raciones:

  • 2 cucharadas de mantequilla sin sal, derretida
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 ajo picado
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de alcaparras, lavadas y escurridas
  • 4 filetes de bacalao fresco
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce

Instrucciones para hacer la receta de bacalao fresco al horno:

  1. Precalentamos el horno a 220 ºC. Engrasamos una fuente para horno con aceite.
  2. Batimos la mantequilla, el zumo de limón, el ajo, sal y pimienta en un bol. Lavamos las alcaparras con agua fría, las escurrimos y las añadimos a la mezcla de mantequilla.
  3. Ponemos los filetes de bacalao en la fuente engrasada. Vertemos la mezcla de mantequilla en la parte superior y lo distribuimos uniformemente por todo el bacalao.
  4. Espolvoreamos un poco de pimentón y lo introducimos en el horno durante 15 minutos, o hasta que el pescado esté opaco y se separe fácilmente con un tenedor.
  5. Sacamos el pescado del horno y lo servimos con la salsa por encima. Como acompañamiento se pueden servir unas patatas gajo, un brócoli con salsa de pesto o incluso algunas judías verdes tiernas. Para hacer un plato más completo se puede guarnicionar con arroz salvaje o integral.

Notas.

Esta receta funciona bien con cualquier pescado blanco de carne firme, como el halibut.

Cuidado con los tiempos de cocción, si lo tenemos mucho tiempo en el horno se puede volver demasiado seco.

Se le puede dar un toque picante añadiendo una o dos guindillas a los ingredientes, aunque después retíralas.