Bacalao al horno

Recetas de bacalao al horno

Bacalao al horno al limón

Esta es la primera receta de pescado que les ha gustado a los melindrosos de mis hijos que no quieren más que comer carne. La clave es el toque sutil y cítrico que le aporta el limón.

El bacalao es un pescado blanco que tiene un sabor muy delicado y suave, con una carne firme que suele gustar incluso a quien no le suele gustar el pescado.

Bacalao al horno al limón

Se puede hacer de muchas formas, pero en el horno es sin duda la manera más rápida y más sencilla de hacerlo, ya que mientras que está en el horno, puedes hacer otras cosas.

Ingredientes para 4 raciones

  • 3 cucharadas de zumo de limón
  • 3 cucharadas de mantequilla, derretida
  • 30 gr de harina
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 de cucharadita de pimentón dulce
  • 1/4 de cucharadita de pimienta negra
  • 4 filetes de bacalao (mejor sin espinas)
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado
  • 2 cucharaditas de piel de limón rallada

Modo de hacer la receta:

  1. Precalentar el horno a 200 ºC con ventilador y poner la rejilla del horno en la parte central.
  2. En un bol, mezclar la mantequilla derretida y el zumo de limón. En otro recipiente, mezclar la harina, la sal, la pimienta negra y el pimentón.
  3. Sumergir los filetes en la mezcla de zumo de limón y mantequilla por completo, y luego pasarlo por la mezcla de harina para cubrirlo por ambos lados. Eliminar el exceso y colocarlo en una fuente engrasada con un poco de aceite.
  4. Rociar por encima la mezcla de zumo de limón restante.
  5. Introducir en el horno durante 12-15 minutos o hasta que el pescado empiece a ponerse dorado.
  6. Mientras tanto, mezclamos la piel de limón con el perejil y lo espolvoreamos por encima. Podemos poner en el último minuto el grill del horno para que se quede bien crujiente por fuera.

Tiempo total: 30 minutos.

Consejos.

Esta receta es perfecta para acompañarla de un vino blanco seco, pero si quieres algo más exótico, opta por una Piña Colada.

Es mucho mejor un pescado fresco. Si lo coges congelado, descongélalo antes para que no suele tanto líquido durante la cocción.

Puedes adaptar esta receta para conseguir nuevos y sorprendentes sabores. Unas verduras picadas (1 tomate, 1 pimiento verde, 1 calabacín, unos dientes de ajo) y asadas al horno hacen de este plato una comida completa. Sólo tienes que mezclar las verduras con 1 cucharada de aceite de oliva y ponerlas alrededor del pescado, dejándolas cocinar simultáneamente.