Bacalao al horno

Recetas de bacalao al horno

A las finas hierbas

Un bacalao delicioso con un sabor a las finas hierbas y una capa crujiente por fuera que es una opción muy sana para los más pequeños, que les encantará por su textura. Una versión al horno mucho más saludable que la frita en aceite.

Esta receta de pescado sólo necesita 6 ingredientes y requiere menos de 30 minutos de preparación, por lo que es perfecto para las cenas en las que no tienes tiempo de pasar mucho tiempo en la cocina.

A las finas hierbas

Esta receta sirve perfectamente para cualquier pescado, como dorada, mero, salmón o merluza.

Estos son los ingredientes que necesitas para 4 personas:

  • 4 filetes grandes de bacalao fresco sin espinas (de unos 200 gr cada uno)
  • 4 cucharadas de pan rallado
  • 4 cucharadas de hierbas aromáticas frescas (por ejemplo, una mezcla de perifollo, cebollino, perejil y cilantro)
  • 2 dientes de ajo, finamente triturados
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • sal y pimienta negra
  • 280 gr de patatas baby
  • 320 gr de judías tiernas frescas o congeladas
  • Unas rodajas de limón, para servir

Procedimiento:

Calienta el horno a 180-200 ºC con ventilador y pon la rejilla en la parte inferior centrada.

Mezcla las hierbas aromáticas, los ajos triturados y las 4 cucharadas de aceite. Agrega el pan rallado y sazónalo con sal y pimienta.

Pon el pescado en una bandeja para el horno antiadherente o forrada con papel vegetal, y extiende la mezcla de hierbas y pan rallado encima del pescado.

Introdúcelo en el horno durante 10-15 minutos, hasta que el pescado se vuelva de color blanco y la capa de pan rallado esté crujiente.

Mientras tanto, cuece las patatas (sin pelar y enteras) en una olla con agua hirviendo y sal durante 12-15 minutos o hasta que al pincharlas con un tenedor estén tiernas. Puedes incorporar en la misma olla las judías tiernas y cocerlas durante los últimos minutos finales, hasta que estén tiernas.

Saca el bacalao del horno y sírvelo acompañado de las patatas y las judías tiernas. Puedes poner unas rodajas de limón para rociar por encima del pescado.

Advertencia

Hay que asegurarnos de que el pescado está completamente cocido antes de comerlo, para evitar cualquier intoxicación alimentaria. Si tienes un termómetro de carne, puedes insertarlo en la parte mas gruesa del filete, cuando el termómetro indique unos 60-75 ºC es que está hecho.

Al comprar el pescado fresco, asegúrate de que tiene una textura firme, y un aspecto húmedo. Los ojos tienen que estar claros y no vidriosos y no tienen que oler mal ni tener mal color.

Si utilizas pescado congelado, el filete tiene que estar sólidamente congelado y no tener olor. No coger los filetes si tienen alguna mancha blanca, oscura, seca.